ModernWeb

El baile sigue su curso, tras la presentación de dos nuevos episodios de “The last dance” que, lamentablemente, comienza a ver la luz al final del túnel. Anécdotas doradas, una elevada dosis de emoción y algunas sombras sobre Jordan destacan en la nueva entrega.

La palabra éxito, sabemos todos, comienza a quedarle pequeña al documental centrado en la figura de “MJ” y la inolvidable década de los Bulls en los noventa. Definirlo sería injusto, con el agregado de que aún resta lo mejor. Por eso, mejor centrarnos en las escuetas -pero muy disfrutables- dos horas que nos regalan semana a semana los dueños de este atrapante balón. Capítulos quinto y sexto, ahí vamos.

EN MEMORIA DE KOBE

El primer instante del quinto episodio se aparece ante el televidente decidido a sacudir emociones y conmover todo aquello que se aparezca por la sala. El “In loving memory of Kobe Bryant” retrata lo que vendrá inmediatamente después, que no es ni más ni menos que los primeros duelos de Jordan ante el novato y nuevo aspirante al trono. Un puñado de minutos de una entrevista al mítico jugador de Los Ángeles Lakers sirven para dejar una de las frases que quedarán en los Highlights del documental.

“Todo lo que he logrado, lo he logrado gracias a él (Jordan)”. La frase, imponente, viene de la boca del jugador -cinco veces campeón- más importante de la franquicia más ganadora de la historia de la liga. Para dimensionar, acaso, la magnitud de “Mike” no solo a nivel personal sino como referencia y guía de muchos jugadores, incluido Bryant. El resto de imágenes, una delicia, con foco en el All-Star de 1998 celebrado en Nueva York, donde Jordan y sus compañeros del Este se disponen a vencer a cómo de lugar a esta entusiasta y futura estrella angelina. Algunas charlas, para guardar en el bloc de notas.

MICHAEL, EL REY OLÍMPICO

El Dream Team de 1992, ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona, ocupa un destacado papel en el quinto capítulo de la serie, con Jordan en estado de gracia y un grupo de jugadores que pasó a la historia arrollando a sus rivales hasta el último día. Con estrellas de la talla de Magic Johnson, Larry Bird, Scottie Pippen, Charles Barkley, Patrick Ewing y el propio “MJ”, Estados Unidos se apodera naturalmente de la presea dorada y catapulta a la NBA a una nueva dimensión.

La nota destacada, quizás, no radique en lo que sucedió dentro del certamen olímpico, sino en uno de los entrenamientos de preparación, en la ciudad de Montecarlo. Chuck Daly, entrenador del afamado equipo, decide organizar un match entre sus jugadores, que se proponen disputar el mismo como si de una final mundial se tratara. De un lado, Magic. Del otro, Michael. El video habla por sí mismo. Seguramente, la práctica más espectacular de la historia. El ganador, a esa altura, siempre era Jordan. No fue la excepción, y la frase que le propinó el ‘23’ de los Bulls a Johnson y Bird pos encuentro, refleja la realidad de la época. “Bien, parece que hay un nuevo sheriff en el pueblo”.

EL COLECCIONISTA DE HUESOS

La voracidad competitiva de Jordan queda de manifiesto a cada minuto del documental, y su necesidad de conseguir nuevos retos se expone en la voz del propio protagonista. Tras conseguir su primer anillo en 1991, la figura de los Bulls comienza a elevar aún más la mira, dispuesto a seguir coronándose, claro, pero fijando objetivos específicos. Objetivos humanos. Y si es posible, caminar sobre sus cabezas. 

Así sucede con Clyde Drexler, a quien ‘MJ’ lo ubica en su imperturbable mira dispuesto a destrozarlo dentro del rectángulo de juego. El talentoso jugador de Portland Trail Blazers se dispone, en las finales de 1992, cortar el hechizo de los Bulls y alzarse con el título de campeón. La prensa señala el duelo como una cuestión entre ambos jugadores, y compara al número ‘32’ de Portland con la mítica figura de los Bulls. ¿Para qué?. “No digo que Clyde no fuera una amenaza. Lo era. Pero que lo compararan conmigo me ofendió bastante”. La cuestión, para Michael, ya era personal. Y las dudas se disiparon en la pista. 

El sexto episodio se encarga de revelar historias similares, con diferentes víctimas, está claro. Tony Kukoc, Charles Barkley y Dan Majerie (solo porque era del gusto de Jerry Krause) sufren la embestida del toro más talentoso de Chicago. El resultado, conocido por todos. Que pase el siguiente.

¡TUMBEN AL REY!

Michael Jordan, a principios de los noventa, era algo así como el deportista más famoso de Estados Unidos. ¿Del mundo? Posiblemente. La fama se abrazaba a su figura dispuesta a saltar más alto que el propio jugador, a quien la vida de súper estrella comenzó a pasarle alguna que otra factura.

“The Jordan rules”, libro publicado por Sam Smith, fue la primera piedra en el zapato de “Mike”, de quien se filtraron varias actitudes para con sus compañeros que distaban de la imagen sin fisuras que proyectaban sus seguidores. El lado ‘B’ de Jordan -si es que lo había- comenzó a seducir a un sector del periodismo que encontró una grieta en la perfecta marcha del ‘23’: las apuestas. El bueno de Michael disfrutaba apostando a todo aquello en lo que se sintiera competitivo fuera del rectángulo de juego, y eso despertó la pluma de varios.

Las portadas comenzaron a llenarse de rumores sobre una posible enfermedad de la estrella con el rubro, y su salida al hotel Atlantic City antes del segundo juego ante los Knicks por las finales de la Conferencia Este, terminó de explotar la paciencia de la leyenda. Acaso, lo que resultaba impactante, eran las sumas por las que “Mike” apostaba, algo “totalmente lógico”, según el periodista David Aldridge, dado los ingresos que el basquetbolista percibía. “Si hay algo que pudiera borrar de todo esto, es haber sido proyectado como un ejemplo de conducta para el resto de la gente”. La frase de Jordan, sin dudas, comenzaba a anunciar su primera retirada. 

Fin del spoiler, así lo determina la empresa. La expectación queda suspendida hasta el próximo lunes, donde el documental más famoso del momento regalará dos nuevos episodios para seguir llenando páginas. La magia, está a la vuelta de la esquina.

Etiquetado como
Más en esta categoría: « No hay mañana No va más »

Artículos relacionados (por etiqueta)

Joomla! Debug Console

Session

Profile Information

Memory Usage

Database Queries