ModernWeb
Manosanta
LUB

En un intenso encuentro, Aguada derrotó 77-76 a Bohemios en condición de visitante y quedó a las puertas de ingresar a la Superliga como uno de los ocho mejores. Andrew Feeley, con un doble agónico, fue el héroe rojiverde.

Los conducidos por Fernando Cabrera, tras caer derrotados ante Hebraica Macabi el fin de semana, volvían a presentarse en el certamen con la intención de cumplir con el favoritismo y meter un pie y medio en la siguiente instancia de la liga. En frente, un albimarrón con urgencias en la zona roja de la clasificación.


La naranja voló al cielo y el encuentro comenzó favorable al dueño de casa, que se adelantó rápidamente en el score de la mano de su goleador, el extranjero Eniel Polynice. Sin embargo, la visita emparejó las acciones y con Demian Álvarez enchufado desde el inicio dio vuelta el trámite y terminó una unidad por encima de su oponente tras los primeros diez minutos de básquet (16-17).


El segundo período lo comenzó mejor el rojiverde, que con buenas apariciones de Dwayne Curtis abrió ocho de renta y obligó al minuto de tiempo en la banca albimarrón. Tras el freno, el local reaccionó y con buenos minutos de Agustín Da Costa achicó una desventaja que volvió a abrirse previo al descanso intermedio. Bavosi aportó en ofensiva y Feeley terminó de darle una brecha de siete puntos al aguatero antes de marcharse a vestuarios (29-36).


Los equipos volvieron a la pista y el tercer período volvió a mostrar a Aguada más suelto en la cancha. Con Feeley como bandera ofensiva, los conducidos por “Hechicero” abrieron once puntos de distancia y obligaron al albimarrón a sacudirse en busca de la remontada. Lo intentó con Polynice, quien cargó con el ataque de los suyos y dejó una diferencia de seis unidades previo al último cuarto (52-58).


Allí, el juego terminó de emparejarse y el nerviosismo comenzó a ganarle a propios y extraños. Bohemios tiró el resto y el aguatero se vio abajo en el luminoso luego de un largo rato. Martín Perdomo apareció en el local que, a fuerza de triples, castigó a su rival para dejarlo contra las cuerdas de cara al cierre. Abajo 75-70, Aguada volvió a tener en Feeley la solución a sus problemas. Vaya si le ha dado resultado.


El foráneo colocó un doble con falta incluida para dejar a su equipo a dos unidades y luego llegó el turno para Demian Álvarez, quien desde la línea personal igualó el juego a falta de 22 segundos. Aguada defendió con todo y mandó a tirar libres a Kelley, quien falló uno de sus intentos para dejar el score 76-75 en favor de los suyos. Con siete segundos y pelota, Federico Pereiras falló su intento bajo el aro, pero apareció la mano de Feeley, quien corrigió desde atrás para romper las gargantas aguateras y darle una nueva sonrisa a su equipo. Figura y pico.


ESTADÍSTICAS:

BOHEMIOS: Edison Espinosa 8; Eniel Polynice 15; Martín Perdomo 15; Facundo Terra 2; Khalil Kelley 12; Rodrigo Trelles 11; Martín Trelles 0; Agustín Da Costa 8.

AGUADA: Andrew Feeley 21; Demian Álvarez 20; Federico Bavosi 6; Dwayne Curtis 16; Federico Pereiras 10; Diego García 4; Nahuel Santos 0; Nahuel Lemos 0; Joaquín Rodríguez 0.

 

Etiquetado como

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Se hizo justicia Se hizo justicia

    Aguada en un encuentro parejo derrotó 70-62 a Olimpia y merecidamente clasificó a la liguilla. Andrew Feeley fue la gran figura del juego.

  • Medio vacío Medio vacío

    Biguá cumplió y derrotó con comodidad a Bohemios por 97-65 pero, pese al triunfo, quedó fuera de los ocho mejores y peleará por la permanencia.

  • Para el recuerdo Para el recuerdo

    Nacional se quedó con un partido que sus hinchas nunca olvidarán tras derrotar a Aguada 82-80 y así el bolso se clasificó a la Liguilla.